‘V.’ (1963), de Thomas Pynchon

Escribir sobre ‘V.’ es como intentar agarrar una olla hirviendo que no tiene asas. No hay por donde cogerlo sin quemarte. Lo primero que hay que decir es que es un libro asombroso y colosal. Pero también que es una rara avis, una anomalía en la historia de la literatura (al igual que el propio Pynchon) que a mucha gente le aburrirá, a otra le desesperará y otros intentarán buscarle una lógica que no tiene. ‘V.’ es una amalgama de personajes, datos históricos, teóricas científicas, tramas, subtramas y miles de cosas más que nos conducen a la vez a ninguna parte y a todas. Un laberinto de más de 500 páginas al que no hay que buscarle salida. Sólo pasear por él y disfrutar del viaje.

Para intentar dar un poco de coherencia a mi comentario diré que la “trama” alterna entre dos historias diferentes. Por un lado, la protagonizada por Benny Profane, ex marino sin oficio ni beneficio que deambula por la vida saliendo al paso como mejor puede: embarcándose en estrafalarios trabajos (cazador de cocodrilos en las alcantarillas de Nueva York) y alternando con personajes aún más rocambolescos, como los miembros de la “dotación enferma”, un grupo de artistas de vanguardia que, en realidad ,se limitan a vivir en una pose sin producir nada realmente valioso. Por otro lado, está Herbert Stencil, empeñado en la búsqueda de una misteriosa mujer, V, que, a lo largo de la historia ha parecido en diferentes conflictos y que Stencil recrea a través de diarios y testimonios de otras personas. Para mí esta es la parte más redonda, más jugosa, ya que son pequeñas historias dentro de la novela que en algunos momentos son majestuosas, como el capítulo en el que describe una trama de espionaje en Egipto a finales del siglo XIX a través de los ojos de 8 personajes diferentes ajenos a la historia. ¡Fantástico!.

A mí el libro me parece un monumento a la literatura, algo colosal y que está al alcance de pocos escritores. La complejidad y riqueza del texto sirven para darse cuenta de que muy pocos son capaces de producir una obra semejante. En cierto modo se acerca a ser una especie de ‘Ulises’, de Joyce, en cuanto a su complicación, su farragosidad, su prolijidad y a la desorientanción continua a la que se somete al lector. No recomiendo afrontarlo con una mentalidad convencional sino simplemente dejarse llevar por la corriente sin intentar buscar una explicación o una conexión entre sus partes. Al final todo encaja poco a poco.

Valoración: 9/10

Thomas Pynchon (1937-). Nació en Nueva York. Pocos datos biográficos se tiene de él. Estudió en la Universidad de Cornell, sirvió durante dos años en la Marina y poco más. Pynchon está dentro de ese lote de escritores misteriosos que no conceden entrevistas, no se exponen a los medios y de los que nadie sabe nada. Por no saber, ni se conoce donde vive (¿México, California, Nueva York?). Es más, durante algún tiempo, surgió el bulo de que realmente no existía y se trataba del mismísimo Salinger con otro nombre. Su producción es escasa y con cuentagotas pero le ha servido para situarse como uno de los mejores escritores estadounidenses del Siglo XX. Hasta la fecha ha publicado las siguientes novelas: ‘V.’ (1963), ‘La subasta del lote 49’ (1966), ‘El arco iris de gravedad’ (1973), ‘Vineland’ (1990), ‘Mason & Dixon’ (1997), ‘Contraluz’ (2006) y ‘Vicio Innato’ (2009).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s