‘El museo de cera’ (1981), de Jorge Edwards

libro_1246357514El escritor chileno Jorge Edwards es uno los autores latinoamericanos con una carrera literaria más dilatada. Aunque de cara al público su nombre sea mucho menos conocido que el de otros coetáneos como Vargas Llosa, García Márquez o Carlos Fuentes, lleva más de 60 años publicando regularmente novelas, cuentos, artículos periodísticos y libros de memorias, de forma que ha conseguido crear un corpus literario notable que se vio respaldado con la concesión del Premio Cervantes de 1999.

Hasta la fecha sólo había leído su primera novela, ‘El peso del noche’, pero llevaba tiempo intentando hincarle el diente a alguna otra. Si he tardado no es por falta de ganas sino por la dificultad en encontrar alguna de sus obras más emblemáticas (no solo en librerias sino incluso en bibliotecas). Finalmente he tenido que acudir a una tienda de segunda mano (Libros Alcaná) para hacerme con dos de ellas: ‘El museo de cera’ y ‘Los convidados de piedra’ (esta de momento la tengo pendiente).

‘El museo de cera’ es un novelita corta, un divertimento ligero pero entretenido, escrito con maestria e inteligencia. La historia se centra en el personaje del marqués de Villa-Rica, una rareza anacrónica que vive en un país latinoamericano (previsiblemente Chile) en una época no especificada (se intuye que es en la segunda mitad del Siglo XX). Absorbido en su palacio por una mentalidad anclada varios siglos atrás parece flotar por encima de la vida real como una reminiscencia del pasado.

Todo cambia cuando, ya maduro, decide casarse con una joven y bella muchachita burguesa que no tarda en ponerle los cuernos con su apasionado profesor de piano. El márques les sorprende en medio de una de sus “clases” y la imagen del adulterio le queda tan fijada en la retina que tiene una extravagante idea. Encarga a un artista bohemio la reproducción de la escena con estatuas de cera de su mujer, el amante y él mismo. A raíz de este suceso el marqués empieza a mezclarse con otros personajes de su tiempo y a conocer otras realidades diferentes a la suya. Así, asistimos a los radicales cambios políticos que tienen lugar en el país, que van del populismo a la vuelta de las ideas reaccionarias y el militarismo (en esto el autor recrea los vaivenes políticos de numerosos países lationamericanos a lo largo del Siglo XX), a los que el marqués observa impertérrito.

La prosa de Edwards es excelente y el libro se lee de una tirada y con gusto, consiguiendo arrancar sonrisas del lector en varios pasajes con un humor inteligente y muy satírico. Salvando las lógicas distancias, la novela viene a ser una “Escopeta Nacional” latinoamericana que muestra el contraste entre un personaje aferrado a una forma de vida decimonónica y la nueva sociedad y sus ideas con las que no se siente identificado. En realidad no los combate ni se enfrenta a ellos sino que las ignora como si fueran totalmente ajenos a su mundo. Hasta el final se muestra fiel a su pensamiento. Un pero a la obra es que me resulta excesivamente breve lo que impide al autor entrar de forma más profunda en algunos temas interesantes que merecían quizás un tratamiento más pausado y que podrían haber elevado el tono general de la obra. Sinceramente no creo que sea por incapacidad del autor sino que lo que realmente queria hacer era una mascarada trazada con rápidas pinceladas. En ese sentido, un buen trabajo.

Valoración: 6/10

Jorge Edwards (1931) nació en Santiago de Chile. Diplomático de carrera, entre 1957 y 1973 ocupó diferentes puestos en París (donde trabó amistad con los autores del boom latinoamericano), Lima, La Habana y París (1971-1973). Tras el golpe de estado de Pinochet en 1973 se exilió en Barcelona donde trabajó en la editorial Seix Barral. En 1978 volvió a Chile. Entre 1994 y 1997 fue embajador ante la Unesco en París y en 2010 fue nombrado embajador de su país en París. Entre sus obras destacan ‘El peso de la noche’ (1965), ‘Persona non grata’ (1974), ‘El museo de cera’ (1981), ‘Los convidados de piedra’ (1978) o ‘El inútil de la familia’ (2004). Entre otros premios ha recibido el Nacional de Literatura (1994), el Cervantes (1999) y el Planeta-Casa de Amércia (2008).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s