‘Cuerpos viles’ (1930), de Evelyn Waugh

180px-Viles_BodiesPrimera aclaración para quien no conozca al autor. Evelyn Waugh es un hombre, pese a que el nombre pueda parecer de mujer (de hecho su primera esposa se llamaba también Evelyn, de ahí que sus amigos les llamaran “He-Evelyn” y “She-Evelyn”.)

La figura de Waugh ha quedado muy vinculada a su obra más conocida, ‘Retorno a Brideshead’, que es uno de los grandes clásicos de la novela del siglo XX. La enorme popularidad de este título ha hecho que el resto de su producción haya quedado un tanto relegada para el gran público pero, lejos de ser un autor de una novela, es un escritor con una trayectoria literaria que abarca un periodo de cuarenta años con una bibliografía muy variada, que comprende desde novelas cómicas y bélicas a biografías, libros de viajes y memorias.

‘Cuerpos viles’ pertenece a su primera época (es su segunda novela) que se caracteriza por la comicidad y la sátira social. A través de las peripecias de su protagonista, Adam Fenwick-Symes, y la intermitente relación amorosa que mantiene con Nina, asistimos a un desfile de personajes y situaciones disparatadas que nos muestran de forma cómica las miserias de la alta sociedad británica de la época. La obra es un anticipo a la screwball comedy que triunfó en el cine estadounidense de los años 30 y 40, con titulos como ‘Sucedió una noche’ o ‘La fiera de mi niña’. La narración se desarrolla a un ritmo vertiginoso, con diálogos delirantes y escenas que bordean el humor absurdo pero sin caer en la broma fácil y ridícula. La novela es cómica de forma inteligente, no burda.

Según iba leyendo podia ver en mi imaginación las escenas en blanco y negro de una película que protagonizaran Cary Grant y Kathleen Hepburn. En el texto priman las partes dialogadas sobre las escasas descripciones o digresiones en un formato muy cinematográfico y la transición entre escenas es propia del lenguaje visual más que del literario. Es un libro ameno, de rápida y fácil lectura, que te arrancará más de una sonrisa y alguna carcajada.

Y, por supuesto, si no has leído ‘Retorno a Brideshead’, no se a que esperas.

Curiosidad: la obra fue llevada al cine en 2003 por Stephen Fry.

VALORACIÓN: 6/10

Evelyn Waugh (1903-1966) nació en Londres. Educado en Oxford, donde llevó una activa vida social, desde muy joven se dedicó a escribir. En la década de los 30 viajó como corresponsal a lugares como Abisinia durante la invasión italiana, el Congo o Guyana, pero también entró en contacto con la alta sociedad británica que reflejó con maestría en sus obras. Sirvió en el ejército británico durante la II Guerra Mundial. Su tardía conversión al catolicismo marcó su vida y, a partir de los años 50, su fama comenzó a declinar y, tanto su salud como su situación financiera, se vieron deterioradas. Entres su obras destacan ‘Declive y caída’ (1928), ‘Noticia bomba’ (1938), ‘Retorno a Brideshead’ (1945) y la trilogía ‘Espada de honor’ (1952-61) sobre la II Guerra Mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s