‘Asesinato en el Comité Central’ (1981), de Manuel Vázquez Montalbán

Asesinato en el Comité CentralPrimer libro que leo de Manuel Vázquez Montalbán. Lo tenía en mi lista de “autores a catar” pero hasta ahora no había encontrado ni el momento ni la oportunidad. Y cómo suele pasar, ha sido por casualidad. Estas vacaciones, mientras estaba en la playa, topé con esté libro olvidado y barnizado de polvo en una estantería. Estaba todavía leyendo ‘Noticias del Imperio’, pero me pareció una buena lectura desengrasante. La novela pertenece al grupo de historias protagonizadas por el detective Pepe Carvalho, muy conocido para el público por las numerosas adaptaciones televisivas y cinematográficas protagonizadas, entre otros, por Eusebio Poncela, Juan Luis Galiardo o Juanjo Puigcorbé. De hecho, esta novela fue llevada al cine por Vicente Aranda en 1982.

Pasemos al libro. La novela narra la investigación de Pepe Carvalho del asesinato del Secretario General del Partido Comunista durante la celebración de un comité. Es importante señalar que la narración es contemporánea a la escritura de la obra (principios de los años 80), elemento a tener muy en cuenta para poder valorarla en su justa medida.

El libro es una novela negra que reune los rasgos típicos del género, salpimentado con otros marca del autor. Primero hablaré de los elementos comunes. El protagonista, Pepe Carvalho, responde al patrón de detective privado duro y solitario, con una ética propia al margen de la sociedad. En esto bebe de dos fuentes universalmente conocidas como son el Sam Spade de Dashiel Hammett y el Philip Marlowe de Raymond Chandler. La historia también cuenta con sus malos malísimos y misteriosos, sus dosis de persecuciones, peleas y sospechosos de todo cariz, la chica de turno que nos muestra el lado sensible del detective, etc… Vamos, los ingredientes habituales.

Respecto a los rasgos específicos. Al margen de la trama policíaca, el autor aborda un análisis de la situación política y, en particular, del comunismo español de la época mediante las entrevistas que mantiene Carvalho con los diferentes personajes que va encontrando en su investigación. Además, dota a Carvalho de una peculiaridad que yo no había visto hasta ahora atribuida a ningún personaje similar. Es un apasionado de la gastronomía. Así, la obra esta trufada de pasajes dedicados a comentarios culinarios que actúan como momentos de respiro en la trama principal.

La sensación general que me ha transmitido la novela es que no ha resistido bien el paso del tiempo. La trama puramente policíaca se lee con facilidad pero sin emoción y muchas situaciones las veo forzadas, con una historia llena de agujeros, incluyendo un desenlace algo apresurado y cogido con pinzas. Me parece mucho más trabajada la historia política, pero leída en la actualidad resulta obsoleta y carente de interés. Es evidente que en su momento era un tema de plena actualidad que estaba al cabo de la calle pero, más de treinta años después, ha perdido cualquier vigencia. Y con Carvalho me pasa lo mismo. Todo en él me huele a naftalina, desde la forma de hablar, a su estilo ‘cañí’ me resulta anacrónico. Si cierro los ojos y pienso en él veo pantalones de campana y camisas ajustadas de cuellos picudos.

Un último detalle. El título me parece de los peores que he visto en mi vida. Nada atractivo y tan plano como los de Agatha Christie.

Es un libro que se lee con facilidad y “no molesta” pero tampoco te implica. No crea que sea la mejor obra para adentrarse en el autor así que le daré otra oportunidad.

VALORACIÓN: 3/10

Anuncios

2 comentarios en “‘Asesinato en el Comité Central’ (1981), de Manuel Vázquez Montalbán

  1. Todos los libros que he leído de Vázquez Montalbán me han gustado, entre los que tambien está el que has comentado. A mi me sucede algo extraño con la literatura, y es que me seducen más las historias de antes que las de ahora, el contexto político y social incluido. Ahora por ejemplo estoy leyendo una novela negra (Un ciego con una pistola) que sitúa la trama en los conflictos raciales de la década de los 60 en Estados Unidos, más concretamente en el universo sin ley del barrio de Harlem. El lenguaje que utiliza el autor es el de los bajos fondos, y aunque resulte anacrónico en muchas cosas no me importa. Saludos.

    • Hola David. Lo bueno de la literatura es que hay gustos para todos. A mí también me gustan mucho las novelas ambientadas en épocas pasadas. Creo que es una excelente manera de aprender de una forma lúdica y de conocer realidades muy diferentes a la actual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s