‘Operación dulce’ (2012), de Ian McEwan

Operación dulceIan McEwan es uno de mis escritores contemporáneos favoritos así que cada obra nueva suya es siempre una buena noticia. Esperaba con impaciencia la traducción de esta novela así que en cuanto la he visto en las estanterías la he comprado y engullido ipso facto.

He leído sus seis últimas obras así que considero partir de una buena base para juzgar con objetividad su trabajo. Mi opinión es que sus mejores novelas se concentran en el período de cambio de siglo con ‘Expiación’ (2001), para mí gusto la mejor, ‘Sábado’ (2005) y ‘Amsterdam’ (2005), que considero infravaloradas. A partir de entonces ha publicado ‘Chesil Beach’ (2007), meritoria novella pero que pedía a gritos un desarrollo más extenso, y ‘Solar’ (2010), muy irregular, que compagina pasajes de gran altura con otros tediosos.

El punto de partida de ‘Operación dulce’ es muy prometedor. En plena Guerra Fría, una joven licenciada en literatura (Serena Frome) entra a trabajar en el MI5 (el Servicio Secreto Británico). Al poco tiempo le encomiendan una misión (denominada “Operación Dulce”): trabajar para una fundación de ayuda a novelistas prometedores cuya finalidad es promover obras de propaganda anticomunista. A Serena se le encarga la tutela de Tom Healy, joven escritor con el que acaba teniendo un apasionado romance.

A priori esta trama, puesta en manos de un consumado narrador como McEwan, auguran una novela fascinante y, durante las primeras páginas, esta impresión se mantiene, pero, a medida que la obra avance va perdiendo fuelle llegando a la meta a duras penas. ¡Qué desilusión!. De verdad, me ha dejado muy chafado el ver como la historia se me escurría entre los dedos como arena. La trama se vuelve anodina, sin vida. Los personajes no provocan ni empatía ni antipatía, sino indiferencia. Lo peor que podría pasar.

La novela se convierte en una historia de amor muy plana en la que toda la parte referida al mundo del espionaje y de la propaganda política es una mera excusa para contar una historia sentimental. Por supuesto que ni esperaba ni quería que fuera una novela de espías o un thriller pero sí que este aspecto fueron tratado en profundidad como un valor añadido a la novela. Sin ir más lejos, ‘Expiación’, en el fondo, es una historia de amor, pero el transfondo en el que se desarrolla, la Segunda Guerra Mundial, tiene un papel relevante y que verdaderamente condiciona la historia.

Igualmente, los aspectos en los que se aborda el proceso creativo de joven escritor están muy cogidos por los pelos y no provocan ninguna reflexión relevante. Son bastantes circunstanciales y desarrollados muy de pasada. El giro final con que se resuelve la historia resulta forzado y poco creíble.

En definitiva, obra fallida y la más flojita de todas las que he leído del autor. Eso no quita para que siga considerándolo uno de los mejores escritores vivos y estoy seguro de que guarda todavía en la recámara al menos una gran novela más. Será cuestión de esperar. Si cumple con la tradición en 2014 debería publicar algo nuevo.

P.S.: no entiendo porque han modificado la traducción natural del título original ‘Sweet Tooth’ (Diente Dulce).

VALORACIÓN: 5/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s